Con gran variedad de colores, formatos y longitudes, las uñas postizas son ideales para emergencias.

¿Cuando alguien habla de uñas postizas, la primera imagen que viene a tu mente es la de las uñas con cara de la fantasía? Cada vez más este es un concepto que se está quedando en el pasado. Con diferentes tamaños y formatos que combinan con varios estilos y personalidades, las uñas postizas ya se incorporan a la vida cotidiana con la practicidad y el aspecto natural.

Además de ayudar a ocultar las uñas roídas o rotas, las postizas son ideales para quien desea practicidad y rapidez, principalmente en situaciones de emergencia. Las uñas postizas son muy rápidas y fáciles de aplicar, principalmente las pegatinas, que ya vienen listas para su uso, sin necesidad de pegamento extra. En el caso de las uñas postizas y de colores, no pierdes el tiempo esmaltando y no te preocupas si el esmalte se dañará. Incluso con los no colores, no hay necesidad de preocuparse con el esmalte, ya que se ‘pega’ en la aportación y sólo sale realmente con acetona o removedor.

Así, tener un embalaje del producto a la mano puede ser un activo en situaciones en las que quieres estar con las uñas hechas – para una boda, graduación o cualquier otro evento, por ejemplo–, pero no tienes tiempo de ir a la manicura o incluso de hacerlo sola. Con la práctica, es posible aplicar las postizas y resolver la cuestión, incluso en unos pocos minutos antes de tener que salir de casa.

¿Quieres conocer los secretos del tónico facial? Pues visita este enlace

¿Cómo poner uñas postizas?

La mayoría de las uñas postizas vienen con la indicación del fabricante de cómo deben ser aplicadas según lo indicado en el propio envase. Es importante leer esta información antes de aplicar, una vez que allí se especifica el tiempo que debes permanecer sin poner las manos en contacto con el agua después de la aplicación, para la fijación de la cola o pegamento – en promedio, una hora.

De modo general, algunas técnicas simples ayudan en la aplicación de las uñas postizas. Echa un vistazo a cómo poner las postizas de los principales tipos:

Auto-adhesivas

Las uñas postizas con pegamento son modelos de pegatinas que vienen con la cola en las propias uñas, sin la necesidad de aplicarla por separado.

Paso a paso:

Busca en el embalaje de las uñas un formato más parecido con las uñas naturales y sepáralas.

Limpia las uñas naturales. Deben estar lisas, limpias y sin esmalte.

Retira la película de protección de la uña de aportación y fija en tu uña, presionando para afirmar bien.

Después de fijar todas las uñas, lija como desees.

Con cola

Los modelos de postizas que no son pegatinas deben ser fijados con pegamento. Dependiendo de la marca, la cola ya viene en el envase con las uñas o se compra por separado.

Paso a paso:

Separa las uñas postizas con formato parecido con tus uñas naturales.

Limpia las uñas naturales, quitando el esmalte o cualquier residuo.

Aplica el pegamento en la uña natural, como si fuera un esmalte, sin dejar de alcanzar la cutícula.

Aplica el pegamento en la parte interna de la uña de aportación.

Fija la aportación en la uña, presionando para dejarla firme.

Después de que las uñas estén firmes, lija como mejor te parezca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *