La flacidez es la principal causa del problema, que causa insatisfacción, después de los 40 años.

Es muy común encontrar mujeres que se quejen de los senos caídos. Este problema es muy frecuente, especialmente entre las mujeres de más de 40 años de edad, a consecuencia, principalmente, del envejecimiento. Otras causas comunes, como una gran pérdida de peso y el post-embarazo, también llevan a muchas mujeres a buscar ayuda médica para reparar el problema. En general, la cirugía es el camino más indicado para corregir la apariencia de los senos, en un proceso llamado de mamoplastia.

De todas las indicaciones quirúrgicas para la corrección de los senos caídos, la principal es el descontento de la paciente con el aspecto de las mamas. Hay pechos caídos ligeramente, pero que, aún así, son visualmente atractivos. Esto significa que el simple hecho de que las mamas estén caídas, no necesariamente es un motivo para que la mujer sea sometida a un procedimiento quirúrgico que, como tal, puede representar un riesgo para su salud y que puede generar cicatrices que, muchas veces, no tienen un aspecto agradable. Además, se debe reflexionar sobre si realmente vale la pena permanecer por el resto de la vida con estas cicatrices en favor de los beneficios que la cirugía puede traer el aspecto de las mamas.

También te puede interesar: Conoce los secretos del tónico facial

¿Cómo saber si mi caso debe ser corregido con cirugía?

Sólo un profesional especializado puede afirmar que el caso de los senos caídos requiere reparación quirúrgica. La evaluación médica dirá si la caída de la mama va más allá del surco mamario, si hay pérdida de volumen en la parte de arriba de la mama (polo superior de la mama) y si hay desplazamiento hacia abajo de la areola. Cada caso, sin embargo, debe ser evaluado de manera particular por el cirujano plástico.

Hay decenas de técnicas de plástica de mama y cada una de ellas tiene una indicación. Así, es correcto afirmar que no existe una fórmula mágica para la mamoplastia, así como no existe consenso sobre cuál es la mejor técnica para corregir posibles problemas en la apariencia de los senos. Lo ideal es particularizar cada conducta según el deseo de la paciente y el aspecto de la mama, ateniéndose siempre a las necesidades reales del paciente y centrándose en su salud y bienestar.

La cirugía para cada tamaño de seno

Cuando hablamos de pechos caídos y grandes, a veces, sólo el lifting de mama (también llamada mastopexia) no es suficiente. Puede ser necesario asociar la inclusión de un implante de silicona en los senos para ayudar en el volumen y consistencia. O, cuando el deseo es también disminuir el tamaño de las tetas al mismo tiempo que se elimina la flacidez, el lifting mamario puede ser hecho en asociación con la mamoplastia de reducción.

Pero no creo que las tetas caídas de menor tamaño sean más fáciles de resolver. A veces, basta con una inclusión de pequeño implante de mama para corregir la caída; en otras situaciones, es necesaria la cirugía completa.

En fin, hay decenas de técnicas de mastopexia y todas tienen el mismo objetivo: ayudar a los senos caídos. Hasta el momento, este tipo de cirugía es la mejor conducta para estos casos. Por lo tanto, si este es un problema que está molestando, lo ideal es buscar un cirujano plástico especialista capacitado para evaluar tu caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *